Lavar la silla del auto es todo un desafío! Aún más, cuando se trata de eliminar un desastre de proporciones!! En esos casos, hay que admitir que dan ganas de tirar la silla completa a la ducha o de frentón, botarla a la basura! Pero todos sabemos que esa no es una opción! Así que, hablemos de las cosas que podemos y no podemos hacer con ellas y de los TIPS que nos pueden ahorrar tiempo y malos ratos.

Lo primero y más importante de todo, ANTES de lavar nuestra silla de auto, es: LEER EL MANUAL DE INSTRUCCIONES. EN SERIO. No hay atajos para esto! Sin manual, la silla no se puede lavar, porque corremos el riesgo de hacer algo que el fabricante califica como dañino y que puede poner en riesgo la seguridad de nuestros hijos! La buena noticia es que todas las sillas tienen en algún lugar de su funda un mini resumen de cómo lavarla! aunque no es una guía completa (en caso de no tener manual) en algo ayuda! Si no tienes manual y necesitas lavarla SÍ o SÍ, yo lo haría en base al más estricto de los manuales!

Manual de instrucciones

Vamos a partir hablando de los productos que están estrictamente prohibidos. Todos ellos, pueden afectar la integridad de los componentes de nuestra silla. Desde su capacidad de resistir toneladas, hasta su capacidad de estirarse, torcerse e incluso, no prenderse en fuego si salta una chispa! Todos los componentes, en una buena silla, están diseñados de una manera especial y precisa, y se ven afectados cuando incorporamos químicos o incluso agua a la mezcla!!!

Lo primero prohibido son todos los productos de limpieza abrasivos y con PH no neutro. Esto incluye productos de limpieza naturales; como el vinagre, limón o bicarbonato! Que sean naturales no los hace seguros. Quedan prohibidos blanqueadores, productos con cloro, suavizante de telas, desinfectantes como Lysol, desodorantes como Febreeze, etc! Todos ellos, llenos de químicos, que afectan la fibra de cobertores y arnés, partes FUNDAMENTALES para la seguridad.

Productos prohibidos

Ahora que sabemos que cosas NO usar, hablemos de las cosas que SÍ podemos usar de forma segura (si es que lo permite el manual). Jabón suave e hipoalergénico (ojalá de niños), detergente de platos (para algunas partes), detergente de ropa suave de niños. Recuerda siempre leer el manual antes! pero a esto se refiere normalmente cuando dice «mild soap» o «jabón suave». Hay que tener ojo con usar detergente solo si la marca lo permite, ya que en algunos casos, podría eliminar los químicos retardantes de fuego que trae la silla. En cuanto a qué usar para limpiar, solo trapos blandos o esponjas suaves. Nada duro! todo daña! Para llegar a las partes más pequeñas y escondidas de la silla, pueden usar un cepillo de dientes o cotonitos (isopos).

Limpia las manchas con un trapo suave

Utiliza detergente suave solo si tu manual lo permite

Generalmente, las marcas permiten lavar las fundas a mano, con agua y jabón suave, sin problema de sumergirlas. Pero MUCHAS prohiben ESTRICTAMENTE sumergir arnés, correa de la hebilla o LATCH/TOP TETHER en el caso de tenerlos. Algunas pueden permitir limpiarlos con un trapo húmedo o toallitas para bebés (wipes) pero nada muy mojado. Ante la duda, absténganse. Sumergir el arnés o LATCH en agua, puede interferir seriamente en su elasticidad y afectar de gran manera su desempeño en un choque! No crean que porque su hijo pesa 10 kg, esa correa no necesita sostener muchos kilos! recuerden que en un choque a 60 Km/h, ese niño no va a pesar 10 kilos! va a pesar (APROXIMADAMENTE) 600 kg!! El Arnés es por lejos la parte más difícil y frustrante de limpiar, especialmente porque en muchos modelos, no se puede separar de la silla! Así que a armarse de paciencia! En estos casos, el cepillo de dientes puede ayudar muchísimo! especialmente en el broche de pecho o placas de cierre. En el caso de la hebilla, la mayoría de los fabricantes permiten lavarla SOLO con agua, sin permitir que esta toque la parte de la correa.

Limpia el arnés con un trapo suave y húmedo SIN sumergirlo

Sumergir la hebilla en agua sin mojar la correa

Al igual que con las otras partes, la parte plástica de la silla también se tiene que lavar según manual. Por lo general, no hay problema con utilizar un trapo húmedo. A mi me gusta empezar por aspirar todo lo que se pueda y solo después pasar un trapo. El cepillo de dientes con agua vuelve a ser nuestro mejor amigo en esta parte! especialmente si hay vómito de por medio!

Puedes aspirar y luego pasar un trapo

Muchas sillas tienen debajo de las fundas, un espuma compacta blanca que en Chile llamamos plumavit. Esta parte NO SE PUEDE MOJAR (si se puede limpiar con un paño húmedo). Aquí está uno de los graves riesgos de mandar a limpiar la silla a los lugares que «limpian sillas» sin saber nada del tema. Rocían la silla completa con vapor caliente, mojando esta parte. El plumavit cumple la función de absorber las fuerzas de choque, por lo que es un parte fundamental de la silla y hay que cuidarla como cualquier otra.

Se puede encontrar en distintas áreas de la silla

TIPS EXTRA

Hay varios tips que te pueden ayudar mucho en el proceso!

1.- Límpiala lo antes posible! Aquí no aplica el «no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy» porque aunque no lo puedas hacer hoy, HAZLO HOY! Creeme…Si no lo haces hoy, mañana te vas a arrepentir!

2.- Saca la funda con MUCHO cuidado! Muchas personas rompen el plumavit que está en la cabecera cuando sacan la funda. Si te pasa eso, contáctate de inmediato con la marca!

3.- El sol es tu mejor amigo/aliado contra los malos olores! Dejar la funda y el arnés al sol un rato ayuda muchísimo a eliminar los malos olores! Puedes repetir el proceso de lavar y dejar al sol varias veces hasta que se elimine el olor! OLVIDA los spray de olores con químicos! (lo lamento!!)

4.- Grábate y sácale fotos a TODO el proceso! Es la única manera de recordar cómo volver a armarla! Cuenta todos los elásticos que desabrochaste y sácales foto. Cuanto te toque volver a armar la silla, ayúdate con pinzas para volver a poner los elásticos. Sácale una buena foto a cómo poner el arnés de nuevo!

5.- Nunca metas la funda a la secadora, a menos que tu manual no permite expresamente! si lo haces, será imposible volver a armarla!

6.- ¿Confiarías el cuidado de tu hijo/a a cualquiera? me imagino que no! Bueno, la silla incluye el cuidado de tu hijo/a. TODO el proceso de limpieza tiene que ser supervisado por ti! aunque odies escucharlo! como dije antes, ojalá nunca tengas que averiguar qué tan importante es tu silla, pero si llegara el momento, te podrías arrepentir de haberle pedido a la misma persona que te lavó el auto o sanitizó tu alfombra, que te lavara la silla con una maquinita…simplemente NO. Busca a un experto en el tema que lo haga!

#ensusilla #siempreacontramarcha

Comparar